Logotipo de la Asociación Española de Criadores de Ganado Selecto de Raza Retinta

Legislación - Otros

Ley de Titularidad Compartida de las explotaciones agrarias

Ya está en vigor la Ley de Titularidad Compartida de las Explotaciones Agrarias

Apoyada en su día por todos los grupos políticos, beneficiará a unas 100.000 mujeres en el entorno rural.

La Ley de Titularidad Compartida de las Explotaciones Agrarias, una norma que se aprobó el pasado mes de septiembre con el apoyo de todos los grupos políticos y que beneficiará a unas 100.000 mujeres en el entorno rural, entró en vigor hoy jueves, día 5 de enero, según informa el portal "Agroinformación".

Tal y como se recoge en el preámbulo de la Ley, publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE) en octubre de 2011, la titularidad compartida "está llamada a constituir un factor de cambio en las estructuras agrarias de modo que las mujeres del mundo rural gocen de una igualdad de derechos efectiva respecto a los hombres". De hecho, esta norma ha sido una reivindicación histórica que han perseguido las organizaciones de mujeres rurales.

La titularidad única de las explotaciones dificultaba la plena igualdad entre hombres y mujeres en el ámbito agrario hasta el punto de que en el 70 % de las explotaciones en España los titulares son los hombres.

Las agricultoras aparecen como cónyuges en la categoría de "ayuda familiar", pese a que la mayoría comparten las tareas agrícolas de las explotaciones familiares con sus parejas.

Según los documentos del Ministerio, esta situación provocaba una llamativa masculinización del medio rural, consecuencia de la emigración femenina, que los mercados laborales fueran más restrictivos para las mujeres y, en términos generales, un mayor riesgo de despoblación rural.

Impacto en el mundo rural

Por todo ello, se espera que esta norma tenga un impacto positivo en mundo rural como el reconocimiento profesional de las mujeres, el apoyo a la agricultura familiar, más acceso y control a la gestión de las explotaciones por parte de las mujeres y el rejuvenecimiento de las activas agrarias femeninas.

A partir de la entrada en vigor de esta norma, el ordenamiento crea un nueva figura jurídica que busca "ir más allá de una regulación de efectos administrativos" para lograr "dar visibilidad a las mujeres y que éstas puedan ejercer y disfrutar de todos los derechos derivados de su trabajo", recoge el texto de la Ley.

La mujer que quiera ser cotitular de su explotación tiene que estar dada de alta en la Seguridad Social, ejercer la actividad agraria y trabajar en la misma de modo directo y residir en el ámbito rural donde se ubique la explotación.

Se trata de un instrumento voluntario que se puede solicitar con un declaración conjunta (de ambos miembros de la pareja) en los registros habilitados por las comunidades autónomas. En esta declaración hay que aportar los datos de identificación personal, de la explotación y de los bienes y derechos que conformen la explotación agraria, entre otros documentos y la administración competente tiene tres meses para comprobar la documentación aportada, según la Ley.

En el momento que la mujer sea cotitular de su explotación tendrá derecho al reparto al 50 % de los rendimientos que genere la misma, a la mitad de las ayudas directas o al desarrollo rural asociadas y ambos titulares tendrán un "derecho preferente en las actividades de formación y asesoramiento en materia de agricultura", según la norma.

La ley contempla otras opciones como que las mujeres que colaboran en el trabajo de la explotación agraria familiar tengan un reconocimiento genérico a la compensación económica por razón de colaboración efectiva en casos de transmisión, de nulidad o de disolución del matrimonio o de las relaciones patrimoniales establecidas.

Otro modelo que incluye la normativa es la constitución de una sociedad de responsabilidad limitada.

Directrices Titularidad Compartida PDF 58Kb

Preguntas Frecuentes Titularidad Compartida PDF 45Kb

Volver

Subir